Preguntas frecuentes

/Preguntas frecuentes
Cat 1

¿Es legal abortar en México?

En abril de 2007, la Ciudad de México se convirtió en la única entidad federativa en México donde está despenalizado el aborto. En el 2019, Oaxaca se sumó a la despenalización.

Los 32 estados mexicanos permiten el aborto en casos de violación (si el crimen se denuncia a las autoridades).

Si deseas tener más información sobre la situación legal del aborto en México y en el mundo, visita nuestra sección Leyes

¿Cuáles son las consecuencias de abortar?

La mayoría de las mujeres regresan a sus actividades normales al día siguiente de un aborto con medicamentos.

Después de un aborto, pueden experimentarse sangrado vaginal y algunos dolores de tipo menstrual. Esto debería comenzar a reducirse gradualmente después de unos pocos días, pero puede llegar a durar de una a dos semanas. Es normal y generalmente no es nada de que preocuparse. Tener un aborto no afecta las posibilidades de quedar embarazada y de tener embarazos normales en el futuro.

En las mujeres que tienen un aborto no aumentan las posibilidades de experimentar depresión u otros problemas de salud mental, en comparación con las que continúan con su embarazo. Tampoco existe una relación entre abortar y un mayor riesgo de cáncer de mama.

Los abortos son generalmente muy seguros y la mayoría de las mujeres no experimentarán ningún problema, pero como con cualquier procedimiento médico, siempre existen riesgos. Si algo te preocupa o tienes dudas, acércate de inmediato a tu clínica para ser asesorada por un profesional.

¿Cuánto cuesta abortar?

En la CDMX, existen 13 clínicas y hospitales públicos que llevan a cabo la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) de forma totalmente gratuita para sus pacientes. En el caso de las clínicas privadas los precios pueden variar desde los 700 hasta los 15 mil pesos; estos precios varían dependiendo del método, de la clínica, de los servicios adicionales contratados y de las semanas de gestación.

¿Cómo identificar una clínica segura?

No confíes únicamente en la publicidad. Los anuncios no necesariamente significan que la clínica sea buena, o incluso que sea una verdadera clínica. Antes de hacer click en los anuncios, te sugerimos utilizar el buscador de Aborto Legal para filtrar las clínicas verificadas por la comunidad de acuerdo a tus necesidades.

Revisa sus servicios: ¿qué ofrecen?, ¿tu pareja, amigo o madre pueden ir contigo?, ¿cuál es el procedimiento que practican?, ¿qué tipos de anestesia brindan y quién la administra?, ¿qué hacen en caso de emergencia?, ¿está la clínica realmente ubicada donde el anuncio dice que está? ¿cuáles son las credenciales de sus médicos y personal?, ¿qué cargos están incluidos en el precio?, ¿incluye todos los medicamentos?, ¿cuentan con todos los permisos sanitarios requeridos por la COFEPRIS?

Accede a su página web, revisa sus redes sociales, escríbeles un correo electrónico o WhatsApp y llama por teléfono para aclarar todas tus dudas.

Pero principalmente: confía en tus instintos. Recuerda que las clínicas no deben cobrarte antes del procedimiento. Tu seguridad y salud son las cosas más importantes a considerar. Si hay algo en una clínica que te haga sentir incómodo, tienes toda la libertad de elegir otra opción.